Feeds:
Entradas
Comentarios

Buenos días. Ofrecemos la reflexión de nuestro Coordinador de Pastoral.

Anuncios

 

BUENOS DÍAS DE NUESTRA COMPAÑERA CARMEN GÓMEZ DE 1º DE BACHILLERATO

Llega final de curso, fin de etapa para la mayoría, esto significa el fin de exámenes, deberes, trabajos y esfuerzos.

Le decimos adiós a este curso con la memoria llena de recuerdos, esas risas en clase, el tiempo con los compañeros, nuestros días 31 y 24, salidas, recreos etc. Parece que no fue hace mucho cuando empezamos este curso con la ilusión y en mente millones de metas y objetivos por cumplir, esos nervios de comienzo que a día de hoy siguen, pero por acabarlo.

No podemos olvidar nada de lo sucedido, todo aquello que nos ha pasado, tanto bueno como malo, forma parte de nuestra experiencia, y de los errores cometidos aprendemos, hay que tener en mente que no siempre las cosas van a salir como nosotros tenemos planeado y no por eso no vamos a conseguir lo que queremos, un error es solamente la oportunidad de conseguir hacerlo mejor.

Por eso para el comienzo del nuevo curso, podemos marcarnos unos objetivos a cumplir, ir con las ganas de superarlo todo, y no conformarnos con lo primero que venga, que dentro de un tiempo podamos decir: ” No fue fácil, pero lo logré”, empieza haciendo lo necesario, cuando lo consigas te verás con fuerzas de lograr lo imposible. No somos capaces de nuestra capacidad hasta que nos ponemos a prueba.

¡¡¡FELIZ VERANO!!!

QUE ESTA CANCIÓN NOS DEJE UN MENSAJE DE AGRADECIMIENTO POR TODO LO VIVIDO

 

Para finalizar rezamos juntos:

DIOS TE SALVE MARÍA, LLENA ERES DE GRACIA, EL SEÑOR ES CONTIGO, BENDITA TÚ ERES ENTRE TODAS LAS MUJERES Y BENDITO ES EL FRUTO DE TU VIENTRE, JESÚS.

SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS, RUEGA POR NOSOTROS PECADORES, AHORA Y EN LA HORA DE NUESTRA MUERTE. AMÉN

MARÍA, AUXILIADORA DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

BUENOS DÍAS DE LA PROFESORA DOÑA ÁFRICA

¿QUÉ HEMOS APRENDIDO DURANTE ESTE CURSO?

Hola chicos y chicas, ya estamos acabando el curso y quiero compartir con vosotros un último momento de reflexión, ¿Qué hemos aprendido este año? Aunque no lo creáis hemos aprendido muchísimo.

Hemos aprendido:

  • A esforzarnos cada día.
  • A ser solidarios y generosos.
  • El valor de la amistad y el trabajo en equipo.
  • A admirar y respetar a nuestros profesores y compañeros.
  • A levantarnos después de un fracaso o decepción.
  • A rezar muy alto.
  • A pedir perdón.
  • A disfrutar de los momentos de fiesta y convivencia.
  • A ser mejores

¿Qué más cosas se os ocurren?

Por fin llega el verano y un merecido descanso para todos, os animo a que disfrutéis de la familia, de los amigos, de la playa, del campo, de la lectura, de la música, del baile, del deporte, de Jesús…

Os deseo a todos que paséis un buen verano, que descanséis mucho y que compartáis con vuestra familia y amigos todas las experiencias vividas durante el curso.

Seguro que el próximo año seguimos aprendiendo con las mismas ganas e ilusión.

Y ahora un pequeño video:

 

Para finalizar rezamos juntos:

DIOS TE SALVE MARÍA, LLENA ERES DE GRACIA, EL SEÑOR ES CONTIGO, BENDITA TÚ ERES ENTRE TODAS LAS MUJERES Y BENDITO ES EL FRUTO DE TU VIENTRE, JESÚS.

SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS, RUEGA POR NOSOTROS PECADORES, AHORA Y EN LA HORA DE NUESTRA MUERTE. AMÉN

MARÍA, AUXILIADORA DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

BUENOS DÍAS DEL MARTES 19 DE JUNIO

En esta semana pensamos que vale la pena detenernos para hacer una lista con todo aquello que hemos logrado. Esto es como una forma de tomar conciencia sobre cuánto hemos crecido emocionalmente. Aquí tienes una lista de pistas para que puedas comprobar si has crecido y cuánto…

  1. ¿Dejas ir lo que te hace mal?

Las personas que han crecido emocionalmente retiran de su vida lo que les daña, ya sean personas o situaciones, y lo que no les ayuda a seguir o les ata al pasado. Saben que esta habilidad es clave para alcanzar el éxito en cualquier cosa que emprendan.

  1. ¿Aprendes de los errores?

¿Quién dijo que equivocarse ha de convertirse en una carga para toda la eternidad? Las personas que han crecido emocionalmente saben que de los errores se sacan muchas enseñanzas. De nada vale aspirar siempre al perfeccionismo, es bueno equivocarse y saber qué cosas no volver a repetir. Ahora guiados por la experiencia.

  1. ¿Celebras los éxitos ajenos?

Las personas que han crecido emocionalmente se ponen felices cuando a otro le va bien. Esto quiere decir que comprenden que esa persona se ha esforzado mucho, por lo que son capaces de reconocer el trabajo de los demás.

  1. ¿Tienes relaciones menos conflictivas?

Las personas que han crecido emocionalmente no se pasan discutiendo la vida. Han aprendido a ponerse en el lugar del otro, e intentan llegar a un acuerdo antes de confrontar. Además, se han dado cuenta que a veces es mejor tener tranquilidad que razón.

  1. ¿Evitas las quejas?

Esta es sin duda una de las señales más destacadas de las personas que han crecido emocionalmente. Al pasar todo el día criticando lo único que se logra es aumentar el pesimismo a nuestro alrededor. Si actuamos o resolvemos más y nos quejamos menos, es porque estamos creciendo.

  1. ¿No temes pedir ayuda?

Las personas que han crecido emocionalmente han comprendido que pedir ayuda es una  señal de confianza en el otro, y no de debilidad. No podemos hacer todo solos siempre, es bueno ser humildes y reconocer que no se sabe algo o que se necesita ayuda.

7.¿Sabes lo que quieres?

Las personas que han crecido emocionalmente son más conscientes de lo que desean lograr en su vida y hasta en qué momento. Al estar más seguros de sí mismos establecen las reglas de su destino y saben lo que esperan del mañana.

  1. ¿No te importa lo que digan los demás?

A las personas que han crecido emocionalmente no les interesa el “qué dirán”, y se atreven a hacer lo que les reconforta. Solo le interesan las opiniones de aquellos que los quieren ayudar y desean verlos bien. Es decir, las “críticas constructivas” de los que los rodean, porque en esta etapa ya se han alejado de las personas negativas.

Seguro que hemos crecido un poco en algunos de estos aspectos…por ello le damos gracias a Dios y le pedimos a María que nos ayude a seguir creciendo…

DIOS TE SALVE MARÍA, LLENA ERES DE GRACIA, EL SEÑOR ES CONTIGO, BENDITA TÚ ERES ENTRE TODAS LAS MUJERES Y BENDITO ES EL FRUTO DE TU VIENTRE, JESÚS.

SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS, RUEGA POR NOSOTROS PECADORES, AHORA Y EN LA HORA DE NUESTRA MUERTE. AMÉN

MARÍA, AUXILIADORA DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

 

 

BUENOS DÍAS DEL DIRECTOR

Buenos días:

ofrecemos el comentario al Evangelio del próximo Domingo XI del Tiempo Ordinario. Feliz fin de semana a todos.

MENTE SANA EN CUERPO SANO, SALUD INTEGRAL DE LA MENTE, EL CUERPO Y EL ALMA

______________________________________________________________________________________________

Buenos Días.

MENTE SANA EN CUERPO SANO, SALUD INTEGRAL DE LA MENTE, EL CUERPO Y EL ALMA

 La salud no es solamente un asunto corporal y material. Ésta debe entenderse como un todo, pues ni la belleza exterior depende únicamente de cuidados externos. La manera cómo nos relacionamos, la forma de pensar y las actitudes hacia nuestro entorno condicionan, en gran parte, nuestra salud en todos los ámbitos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

En términos coloquiales, la salud mental es el estado de equilibrio que existe entre el interior de la persona y su entorno, y se relaciona directamente con las emociones, el raciocinio y la forma de comportarse frente a diferentes situaciones, garantizando así su bienestar y calidad de vida. De igual forma, ayuda a manejar las situaciones de estrés, a convivir con otros individuos y a tomar decisiones importantes. Igual que la salud física, es muy importante promover la salud mental en todas las etapas de la vida.

Por eso, tendríamos que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Escuchar música es muy relajante y ayudará a tener la mente ocupada, por fuera de las preocupaciones cotidianas.

2. Hacer un receso de diez minutos cada dos horas de trabajo (por ejemplo, estudiando)  permite relajar la mente y descansar para ser más proactivo y aprovechar más.

3. Alimentarse de manera saludable y tomar el tiempo necesario para hacerlo permite mejorar su sistema digestivo y disminuir los niveles de estrés. El martes pasado ya hablamos sobre alimentación.

4. Ver, oler y sentir hacen parte de la activación de los sentidos. Tenemos que darnos la oportunidad de estar en contacto con lo natural, porque es bastante importante para descargar energías y renovarlas.

5. Realizar actividad física es fundamental, pues ayuda a descargar el estrés del día y a renovar baterías.

6. Dormir el tiempo necesario (alrededor de 8 horas), en un entorno tranquilo y ventilado; mantener un horario regular  a la hora de dormir y realizar una siesta corta durante el día, le ayudarán a disminuir el estrés, a mejorar la memoria y a aumentar la concentración.

Pero para estar en un completo equilibrio, no se puede dejar de lado la salud espiritual, pues es evidente que hay una relación entre este aspecto y el mantenerse sano.

A nivel mundial, estudiosos de la materia han demostrado que, sin importar el tipo de religión o fe que se profese, las personas que son realmente espirituales gozan de una mejor salud mental. Por esto se dice que una práctica espiritual, de cualquier tipo, se convierte en un reductor y canalizador de energías, donde se aumenta la percepción y la conexión con otras personas, lo que a su vez se traduce en una mejor salud mental y emocional.

La salud espiritual se logra cuando se siente en paz con la vida, cuando encuentra esperanza y consuelo, aún en los momentos más difíciles. Para cultivarla y trabajarla, se aconsejan actividades como las siguientes:

1. Meditar ayuda a calmar la mente, el cuerpo y el corazón, lo que a su vez se puede traducir en una mejor salud.

2. Buscar y darle sentido a la vida, tener una razón poderosa para vivir es fundamental.

3. Encontrar textos que sean de valor emocional. Una poesía, un cuento, textos religiosos…

4. Subir los niveles de energía mediante la práctica espiritual nos llena de fuerza interior y nos mantiene sanos.

5. Cultivar el perdón y la gratitud como medicamentos para una mejor calidad de vida.

6. Desarrollar la fe. Hacerlo nos empuja a levantarnos cada día y en este sentido, todo estará bien siempre.

7. Hacer algo por los demás. Ser generoso y dedicar un poco de tiempo a los otros, a la familia, los amigos, la comunidad, genera motivación y nos conecta con las personas.

En el mundo actual, el interés por estos temas es progresivo y constantemente se generan inquietudes hacia la búsqueda de una salud integral, que incluya la parte mental y espiritual, para lograr así un prototipo de salud más completo y ajustado a la verdadera realidad humana.

ORACIÓN

Dios Te Salve, María

llena eres de Gracia

María, Auxilio de los Cristianos